viernes, 13 de abril de 2012

Pulso entre mar y viento


Hoy está la playa salvaje,
 los pies descalzos en la arena,
 la resaca se lleva mis pasos,
borra mis huellas.

Me gusta sentarme en la orilla
y ver romper las olas,
adivinar lo que sienten,
por qué lloran.

Pierdo la mirada en el mar.

Este mar, que me habla sin palabras
me viene a buscar,
 salpica mis pies con rabia.

 Creo, que me quiere contar su historia,
 una confidencia de amor
 que le brota del corazón
 y escapa por su boca.

Y mientras, a lo lejos…un barco velero
 pone rumbo a otras tierras,
 acariciando otras aguas
 al tiempo que iza sus velas.
 Deja atrás el puerto de Cabo Palos,
 sus noches de luna llena,
 cuando acariciaba el Mar Mediterráneo
 y besaba las playas de Cartagena.

 Escucho una voz:
-Todo listo, Capitán. Fuerte viento por la popa.
-¡Amarren cabos, larguen velas…!

Soy testigo, es un pulso entre mar y viento,
el uno tirando hacia fuera, la otra,
hacia tierra adentro.

Comprendo que la mar esté furiosa;
no está dispuesta, a dejar a su amado
a merced de los vientos.

                          Rosa

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Herbalife. Información para clientes o emprendedores. Juan Carlos: juancarlos_car@live.com