sábado, 8 de diciembre de 2012

El acantilado




Chocan las olas
contra el acantilado.


Se estrellan
presas de una fuerza irrefrenable,
un deseo desmedido por querer acelerar
el proceso de erosión;

filtrarse por las grietas y alcanzar,
las zonas profundas e íntimas
del corazón de la roca.

Irrumpir su intimidad un instante,
desaparecer después, dejando una huella
con dulce sabor a sal en su boca.

Son en su encuentro, ímpetu de pasión,
explosión de llanto y desconsuelo.

Fieles, puntuales, algo cambia cada vez
que se produce una cita,
inapreciable a la vista, sensible al ser
que mira el paisaje
con dominio del tiempo, sin prisa.

Tú el acantilado, yo la ola
que muere a tu lado.

                              Rosa

 Mis poemas. Dep Legal MU 2231-2007





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Herbalife. Información para clientes o emprendedores. Juan Carlos: juancarlos_car@live.com