jueves, 31 de mayo de 2012

El ego


Érase una vez....un científico que descubrió el arte de reproducirse a sí mismo tan perfectamente que resultaba imposible distinguir el original de la reproducción.

Un día se enteró de que andaba buscándole el Ángel de la Muerte, y entonces hizo doce copias de sí mismo.

El ángel no sabía cómo averiguar cuál de los trece ejemplares que tenía ante sí era el científico, de modo que los dejó a todos en paz y regresó al cielo.

Pero no por mucho tiempo, porque, como era un experto en la naturaleza humana, se le ocurrió una ingeniosa estratagema.

Regresó de nuevo y dijo: "Debe de ser usted un genio, señor, para haber logrado tan perfectas reproducciones de sí mismo, sin embargo, he descubierto que su obra tiene un defecto, un único y minúsculo defecto".

El científico pegó un salto y gritó: "¡Imposible! ¿Dónde está el defecto?".

"Justamente aquí", respondió el ángel mientras tomaba al científico de entre sus reproducciones y se lo llevaba consigo. "Todo lo que hace falta para descubrir al 'ego' es una palabra de adulación o de crítica".

Jagninet


jueves, 24 de mayo de 2012

Cuestión de percepción...

Hace unos día vi en Internet un cuento muy curioso que me dio que  pensar... y es que a veces somos muy cerrados en nuestros pensamientos. Aquí os lo dejo por si os sirve de algo en algún momento determinado.


Trabajaba un padre en su despacho cuando entró su hija pequeña al borde de un ataque de nervios, medio llorosa y compungida.
- ¿Qué pasa hija? ¿Por qué estás tan deprimida?
- ¡Es que mi mesa se desordena demasiado fácilmente! - Dijo la niña.
- Enséñamelo.
 
Fueron a la habitación de la niña, y esta enseñándole la mesa le dijo:
- ¿Ves? Yo la ordeno, pero se desordena demasiado fácilmente.
El padre extrañado le dice:
- Enséñame como la mesa está ordenada.
 
La niña recoge todo, pone la taza con los lápices arriba a la derecha, una libreta arriba a la izquierda, una regla a la derecha, una goma de borrar abajo a la izquierda y así sucesivamente hasta que al fin, contenta, dice sonriendo:
 
- ¡Ya está!
El padre, extrañado pregunta:
- ¿Y si cambio esto de aquí, un poco a la izquierda?
- ¡Ah no Papi! Así ya no está ordenada.
- Ah ¿Y si tomo esto otro y lo cambio por esto?
- ¡Aun me la desordenas más!
- ¿Y si cambio de sitio la taza de los lápices por la libreta?
 
La niña, al borde de las lágrimas dice:
- ¡Papa! ¡Me estás desordenando toda la mesa!
- No, hija no, la mesa no está desordenada. Lo que pasa es que tú tienes muchas imágenes para que la mesa esté mal, y sólo una para que esté bien.


Anónimo.


Y le he enseñado el cuento a  mi hijo, que por cierto tiene la habitación siempre fatal, y me ha contestado:
jo, lo mismo que te pasa a ti, que tienes muchas imágenes de cuándo mi habitación está desordenada y sólo una de cuando está ordenada. 
JA, JA. me parece que me ha ganado la batalla, ¿no creéis?
                                                                                                 Rosa.

miércoles, 23 de mayo de 2012

Respiraciones


 Hay respiraciones             
que dibujan
dunas en la arena
y embates en el mar
con su aliento,
vidas que dan relieve
a paisajes desabridos
creando cerros
                donde llanuras,
cordilleras donde valles
con el deslizar
                 de sus dedos.

Hay sollozos,
que bautizan campos
con sus lágrimas
                de labranza,
miradas que retardan
el último albor,
caricias que despiertan
la flor de madrugada…

personas que cantan
al corazón
             de la hierba
que se refugian
             en las estrellas
 y me enamoran el alma.
                
                          Rosa

sábado, 19 de mayo de 2012

Leyenda China


Cierto día, un sabio visitó el infierno. Allí, vio a mucha gente sentada en torno a una mesa ricamente servida. Estaba llena de alimentos, cual más apetitoso y exquisito. Sin embargo, todos los comensales tenían cara de hambrientos y el gesto demacrado: Tenían que comer con palillos; pero no podían, porque eran unos palillos tan largos como un remo. Por eso, por más que estiraban su brazo, nunca conseguían llevarse nada a la boca.

Impresionado, el sabio salió del infierno y subió al cielo. Con gran asombro, vio que también allí había una mesa llena de comensales y con iguales manjares. En este caso, sin embargo, nadie tenía la cara desencajada; todos los presentes lucían un semblante alegre; respiraban salud y bienestar por los cuatro costados. Y es que, allí, en el cielo, cada cual se preocupaba de alimentar con los largos palillos al que tenía enfrente.







La verdadera riqueza


Un día como cualquiera, un padre de una familia adinerada llevó a su hijo a un viaje por el campo con el firme propósito  de que su hijo viera cuan pobre era la gente que vive en el campo.

Estuvieron pasando todo el día y la noche en una granja de una familia campesina muy humilde.

Al concluir el viaje, ya de regreso a casa, el padre le pregun­ta a su hijo:

Padre: ¿Qué te pareció el viaje?

Hijo: Muy bonito, papa

Padre: ¿Viste lo pobre que puede ser la gente?

Hijo: Si

Padre: ¿Y qué aprendiste?

Hijo: Vi que nosotros tenemos un perro en casa, ellos tienen cinco. Nosotros tenemos una piscina larga hasta  la mi­tad del jardín, ellos tienen un arroyo que no tiene fin. Nosotros tenemos lámparas importadas en el patio, ellos tienen las estrellas. Nuestro patio llega hasta la muralla de casa, el de ellos tiene todo un horizonte. Ellos tienen tiempo para conversar y convivir en familia, tú y mi mamá tienen que trabajar todo el día y casi nunca los veo.
Al terminar el relato, el padre se quedó mudo, y su hijo agregó:

Gracias papá, por enseñarme lo ricos que podemos lle­gar a ser!!!

Autor desconocido

miércoles, 16 de mayo de 2012

Sombras en el corazón




Está en sombras mi corazón.
Cae sobre el tejado la lluvia
en esta noche fría.

Aporrea con vigor la claraboya,
quiere entrar en mi oscura habitación
bruscamente iluminada
por este haz de luz
que un rayo me regala.

Es sólo un instante,
un destello luminoso que me recuerda
que la vida continúa en otra parte.

…Pero la lluvia sigue ahí,
buscando la fisura por donde colarse.

Está de duelo mi corazón,
pero no dejaré que esta lluvia me moje
trincaré las portezuelas y contendré las lágrimas.

                                      Rosa

sábado, 12 de mayo de 2012

Creatividad en la Puerta del Sol de Madrid

Si paseas por la Puerta del Sol de Madrid encontrarás muchas personas intentando ganarse la vida.


Algunos de ellos distraen al turista con su música o sus disfraces de dibujos animados, otros hacen que vuelvas la mirada  irremediablemente hacia ellos. Son muchas horas de preparación para poner en escena el personaje, mucha imaginación para ganarse unas monedas al día.


 Aquí os dejo algunas fotos de estas personas que dan vida a la Puerta del Sol.


































domingo, 6 de mayo de 2012

Sidney Shaw Arrivillaga jugando con la luna


























Preciosas fotos de Sidney Shaw Arrivillaga jugando con la luna.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Herbalife. Información para clientes o emprendedores. Juan Carlos: juancarlos_car@live.com