miércoles, 23 de enero de 2013

Eutanasia. Un caso polémico en Bélgica.



 Amigos, hoy os traigo un tema que crea polémica allá donde se debata. EUTANASIA.


Gemelos que nacieron sordos decidieron que no querían continuar con su vida y pidieron la eutanasia tras enterarse de que ambos se estaban quedando ciegos.

No eran el caso de una enfermedad terminal, pero los dos hermanos gemelos de 45 años, Marc y Eddy, lograron la autorización para poder morir de forma asistida y voluntaria.






Ocurrió en el Hospital Universitario de Bruselas, Bélgica, y los médicos   administraron la inyección letal a los solicitantes.

Sordos de nacimiento y a punto de quedar ciegos, estos belgas buscaron en la eutanasia la solución de no soportar la idea dejar de ver.





La EUTANASIA es legal bajo la ley belga si los responsables de tomar la decisión son capaces de dejar en claro sus deseos y, siempre y cuando, estén sufriendo un dolor “insoportable” que tiene que ser ratificado por un informe médico.


"Reunían los requisitos establecidos en la legislación", precisó Jacquelline Herremans, de la comisión belga de la eutanasia.
Zapateros de profesión, siempre vivieron juntos, pero a medida que pasaba el tiempo y su ceguera aumentada dependían cada vez más de sus padres.


La legislación belga no se limita sólo a casos en los que hay sufrimientos físicos, sino también abarca el "sufrimiento de orden psíquico" y "hubo una demanda, reiterada, voluntaria y reflexionada", precisó Herremans.

Los últimos minutos de sus vidas fueron relatados por su propio médico, David Dufour.

"Bebieron una taza de café al llegar al vestíbulo y mantuvieron una conversación con el capellán. Después la despedida de sus padres y de su hermano fue muy bella y serena. Aún hicieron un pequeño signo de despedida con la mano y ya está, se habían ido", precisó.

Bélgica es el segundo país, después de Holanda, donde se legalizó la eutanasia en mayo del 2002 y sólo en el 2011 un total de 1.113 personas, en su mayoría enfermos de cáncer en fase terminal, se acogieron a su derecho de morir, según los datos oficiales.

Y yo me pregunto, si todas las personas que sufren un dolor psíquico quisieran morir¿ les proporcionaríamos a todos una inyección letal? Una persona que sufre de esa forma ¿está en condiciones de decidir lo que quiere hacer con su vida? y ¿cuántas personas hay que sufren en el mundo? 

La muerte es irreversible pero... ¿y el dolor?
 Qué difícil es posicionarse de forma general. Habría que estudiar los casos unos uno.






No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Herbalife. Información para clientes o emprendedores. Juan Carlos: juancarlos_car@live.com