martes, 30 de septiembre de 2014

El Selfie del mono. ¿Derechos de autor?


¿Recordáis la polémica de este verano sobre el selfie del mono?


Los reguladores estadounidenses de derechos de autor han señalado que la autofoto tomada por un macaco crestado negro con la cámara de un fotógrafo inglés no puede tener copyright.

La oficina ha realizado un compendio de los casos susceptibles a ser registrados en un documento de 1.222 páginas. En este se entiende que el fotógrafo David Slater no puede reclamar como propia una fotografía tomada por un animal, y que a su vez, las oficinas no pueden darle el derecho de autor al mono.

A principios de Agosto, David Slater, un fotógrafo británico pidió a Wikimedia, la organización responsable del banco de imágenes de dominio público de Wikipedia, que eliminara una fotografía de un macaco crestado negro. Alegaba, que aunque se trataba de un selfie tomado por el propio mono, él fue el responsable de que la fotografía se tomara y publicase.

Slater estaba en un viaje en Indonesia en 2011 tratando de fotografiar al animal en su entorno, cuando el mono decidió jugar con las cámaras. El resultado fue una serie de imágenes curiosas. Slater decidió publicar un par de ellas. La fotografía del «selfie» se hizo viral y Wikimedia decidió incluirla en su banco de imágenes. En 2012 el fotógrafo pidió la retirada y Wikimedia accedió, pero se volvió a publicar por un usuario que alegaba que la ley estadounidense no reconoce el derecho de autor a animales.

El conflicto llegó este año ya que Slater volvió a reclamar a Wikimedia que él no había cedido la foto para el dominio público y que por lo tanto debía recibir regalías por la misma. Wikimedia señaló que el público era el propietario de la fotografía.


Ahora la Oficina de derechos de autor de Estados Unidos señala y recalca que la «fotografía tomada por un mono» no tiene protección de la propiedad intelectual y por lo tanto no puede ser registrada. «La Oficina no registrará trabajos producidos por la naturaleza, los animales o las plantas. Del mismo modo, la Oficina no puede registrar una obra supuestamente creada por los seres divinos o sobrenaturales», señala el documento. Slater todavía puede tratar de registrar la fotografía bajo la ley británica, ya que puede reclamar su propiedad intelectual.


                                               Qué gracioso el macaco éste!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Herbalife. Información para clientes o emprendedores. Juan Carlos: juancarlos_car@live.com